La uva petite que tenía el mar adentro

Gabriela Ayala Medrano.

 

57 mares

7  095 217 980 personas

3 585 500 000 hombres

3 514 500 000 mujeres

23 uvas majeure

Dos papás uvas

Dos abuelos uvas

Once tíos uvas

Ocho primos uvas

Un hermano uva

 

En el racimo de las células uvosas de la vida, soy la última.

 

Cuatro palabras

14 letras en total

De ellas, siete son vocales.

Un mar de 1 500 000 cabellos castaño oscuro.

 

0 pecas

Y 65% de agua en el cuerpo.

 

Soy la uva petite, pero no cualquier uva petite. Cada vez que doy un paso el suelo quiere besarme, al parecer, está enamorado de mí. Me besa con su enorme boca, con sus labios de acera y grava. El suelo es arponero, tiene espinas y come rodillas. Soy la reina de un mundo líquido donde cada paso, es un resbalón en el colchón King Size de agua…

 

¿Es que acaso soy la única habitante?

 

No me quiero bajar del sillón verde de los abuelos hasta que el suelo se duerma, se calme, ojalá nunca despierte. Ponme una regla para caminar derecha. Me gusta mirar La Sirenita, así puedo ver el mundo sin que mis pies lo toquen.

 

Yo quiero ver una bella danza y bailar con los… ¿Cómo se llaman? ¡Ah, pies!

 

Ariel vive en el mismo suelo que yo, uno que se mueve igual que el mar. Uva petite, escúchame: este mundo está muy mal. La vida bajo el mar es mucho mejor que el mundo de allá arriba.

 

En el mundo de allá arriba todos están parados en un suelo que ella no conoce.

Uno no puede tener calma si tiene el mar adentro.

Por favor, bájate de las nubes y pon tus aletas en el agua.

Alguien va a tener que atarle a esa niña  las aletas al suelo.

 

Yo sé que no quieres bajarte del sillón porque tu mar tiene una soga trenzada.

¿Sabes por qué lo sé?

Porque, en realidad, todos aquí caminamos con zancos.

Todos tenemos piernas caídas, hechas para caer.

Si eres el mar adentro, también eres el barco.

 

Ahora estás lista para despertar al suelo.

 

Bajo el mar, vives contenta,

siendo sirena eres feliz.

Y las burbujas llenan la pista

para que bailes en esta fiesta,

bajo el mar.

 

Doce palabras

42 letras

“Hola, yo me llamo la Uva Petite y tengo el mar adentro”.


Gabriela Ayala Medrano. 23 de septiembre de 1995, México.

Estudiante de Escritura Creativa y Literatura en el Claustro de Sor Juana.

Además de la literatura, me interesa la actuación y la música.

Encuentro una singular fascinación en el mundo pop, el cual me sirve de inspiración para mi escritura.

Ambos poemas se encuentran en la antología “Química Sanguínea”(2016).

 

Un comentario sobre “La uva petite que tenía el mar adentro

  1. Muy bonito, muy romantico, la poesia te fluye, la poesia se te da, Gaby felicidades muy bonito poema!!!

Comentarios cerrados.