Reporte Kamikaze #001

Atólede Coco

Escribo desde el estado de Guerrero, cuya historia y realidad son tan accidentadas como su territorio para compartir no sólo lo bueno y lo que sigue en pie de nuestros vivos, sino lo que crea, propone, transforma y motiva de alguna manera. Vivo en Acapulco, lugar para aventureros nocturnos y amantes de la tropicalidad sensual de la playa, pero en general, todos compartimos un presente con una crisis incluida, afortunadamente la realidad se construye y se percibe diferente en cada persona. El arte es la oportunidad de echar un vistazo a otras visiones alternativas con las cuales podemos ampliar nuestra capacidad de percibir el mundo y quizá no nos dé por cambiarlo, pero seguro que no lo querremos dejar igual.

Entre los episodios cuasi apocalípticos en los que se ve inmerso el puerto, además de las notas rojas, amarillas y politiqueras que saturan el ambiente, hay un importante hervidero de conciencias que se ven manifestadas, no sólo por las marchas y protestas, sino también en el trabajo creativo de sus jóvenes, artistas, colectivos, distintas voces y expresiones que son importantes resaltar si se quiere tener una óptica más completa de la que es considerada actualmente una de las tres ciudades más violentas del mundo.

 

BITTER JUICE:

APOLOGÍA DE CONCIENCIA ECOLÓGICA A TRAVÉS DEL ARTE

El viernes 30 de enero se realizó el evento de inauguración de Bitter Juice, exposición pictórica, en el bar y galería; La Casona, en la colonia Costa Azul de Acapulco. Bajo el pseudónimo de Bitter Juice, es como Amargo Vega, ha buscado dar salida a otra parte de sí mismo, un nuevo alter ego con el que deja de lado la faceta lúgubre, visceral y cruda de sus anteriores trabajos artísticos, como el que estuvo exponiéndose en Taxco, sin dejar de ser incisivo, provocador y propositivo como es característico en las pinturas de este guerrerense. Con fondos oscuros, mezcla de técnicas, pocos colores y elementos cotidianos, nos muestra una postal en fragmentos, sobre la bahía, con las que sensibiliza al espectador quien puede ver implícita la estética, la trasgresión y la protesta a dosis similares en cada pieza de Bitter Juice.

Las obras, que fueron creadas y elaboradas en el último trimestre del 2014, representan una transición para Amargo quien pasa de mostrar la fragilidad latente del cuerpo humano y sus demonios, a recrear el daño colateral causado por el consumismo, donde somos victimarios de nuestro medio ambiente y organismo, a veces por indiferencia, otras por omisión, pero la mayoría de las veces por negligencia. Aparecen elementos ya trabajados anteriormente pero con una estética distinta, es el caso de un corazón flotante adornado con flores, o burbujas rojas que denotan un mar violentado por la contaminación del hombre.

El evento de inauguración contó con la presencia de otros artistas del puerto y amigos, como: Luis Ayala, Andrés Monroy, David Yaurima, Ricardo Muñoz y Ari J. González, escritor quien dio lectura a la reseña sobre las obra de Amargo, antes de cortar el listón con lo que quedó oficialmente abierta esta exposición, por tiempo indefinido.

Deja un comentario