reloj_vertiniana-e1451463584386

Equilibrio

Amapola Ola.

Hay pequeños momentos en la vida, o quizá grandes, en los que consigues alcanzar el equilibrio con tu interior y en tu exterior. Es entonces cuando descubres que la balanza se sostiene en movimiento. Liberas el peso necesario, asumes el riesgo de la caída y pierdes el miedo. Sabes que tarde o temprano caerás, pero te da igual porque el desequilibrio viene con la recompensa de poder volver a experimentar el gozo de estar en equilibro de nuevo.

Así es la vida aquí, un universo dual en donde lo más sabio parece ser vivir la noche y el día. ¿Y no es esto una auténtica heroicidad? Amar el simple hecho de existir tanto con tu llanto como con tu risa, amar sólo por amar sin ningún para, sin finalidad. Sí, me respondo. Y por unos instantes tan efímeros como eternos, consigo el equilibro en el desequilibrio. Y me siento libre y segura en ese punto de caos, que es mi armonía natural y está fuera de los parámetros de lo normal. Y me vivo auténtica.

https://amapolaolaclown.wordpress.com/

Cada vez que tú me pones una barrera movido por la inconsciencia de pensar que eres más único que yo, me haces más fuerte, más sabia, más consciente. Tu intolerancia alimenta mi tolerancia, tu guerra mi paz, tu tristeza mi alegría. Trasciendo tu frontera y mi amor crea más allá de los límites de cualquier sistema.

Como una luna brillando en la oscura noche me mantengo, con sus menguantes, con sus crecientes y con sus llenos, paciente, sabiendo que no hay noche sin día.

Hay pequeños momentos en la vida, o quizá grandes, en los que caigo en el desequilibrio. Es entonces cuando descubro que soy única, como tú, libre, como tú, me siento segura de mí misma, te acuno entre mis brazos y te canto una canción, una que dice que tu amor vale tanto como el mío y que todas la guerras hace tiempo que perdieron el sentido porque la sangre es nuestra fuente de vida y no hay que desperdiciarla en matanzas.

Deja un comentario